blogger statistics

Una joven británica echa la culpa a los balcones de los hoteles de Magaluf por la muerte de su novio

El pasado 7 de junio Freddie Pring, un turista británico de 20 años, perdió la vida en Magaluf después de precipitarse desde el balcón de su hotel. Hoy, el caso se reaviva con las declaraciones realizadas en Twitter por su novia.

En su mensaje se pregunta por las causas del fallecimiento del joven, y que han convertido a Magaluf en trending topic. Mia Smith desvincula la muerte de su novio de un típico caso de balconing, y señala como culpable del fatal desenlace… a la falta de seguridad de los balcones.

La chica lamenta en una carta abierta que el caso de su novio no es el primero ni será el último de un turista que cae desde un balcón. Recuerda que sucedieron otros tres casos por las mismas fechas también en la isla.

En este punto, Mia carga contra la altura mínima de los balcones permitida en España. “Aproximadamente por la altura de la cintura para la mayoría”, dice.

A Mia le parece impactante “la falta de sensibilización sobre la seguridad de los balcones”.

“Si yo hubiera oído sobre los incontables incidentes sobre la caída desde balcones antes de que mi novio fuera a Magaluf, estoy segura de que él hubiera cerrado su balcón y no hubiera salido después de beber”.

Así, la novia de Freddie dice estar segura de que su caso no tiene nada que ver con el balconing, que él simplemente salió a caminar por el balcón y luego cayó. “Si es posible tropezar y caerse del balcón, su altura no es 100 por 100 segura”, asegura.

En la nota, Mia Smith también se dirige a los hoteles de Magaluf para pedirles más seguridad. Dice que los hoteles sirven alcohol, y que saben que van a emborracharse, por lo que necesitan tomar más precauciones para mantener a salvo a sus clientes.

Critica también que en algunos hoteles en los que se han producido estos incidentes, no han hecho nada para cambiar la altura de sus balcones. Por ese motivo, se dirige a otros posibles turistas para recomendarles que si van a Magaluf tengan especial cuidado con sus balcones.

Finalmente, concluye:

“Nadie merece irse de vacaciones y no volver. Y nadie merece sentir el dolor de perder un amor por algo que sencillamente se podría haber evitado”.

Aunque muchos comentaristas han respetado su tragedia, también han señalado algunas inconsistencias en su mensaje.

La altura legal para los balcones en España es la misma que en Reino Unido. Pero claramente, los hoteles españoles son el problema.

Quizás el problema es el alcohol. Y no conozco a ningún español que haya muerto haciendo balconing.

Lamento mucho tu pérdida, pero no le eches la culpa a la seguridad en España. Los accidentes ocurren y no deberías publicar esto porque es responsabilidad de todos tener cuidado, los balcones no son peligrosos si tienes suficientes precauciones.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente