blogger statistics

Una cajera de supermercado cuenta en Twitter su horrible experiencia estos días de histeria por el Coronavirus

Ante el pánico por el coronavirus las colas y la histeria se han apoderado de la gente a la hora de ir a hacer la compra a los supermercados de toda España. Estanterías vacías, colas kilométricas, histeria por coger algunos productos como el papel higiénico…

Cajeras, reponedores, limpiadores y todos los trabajadores de supermercado están trabajando sin parar para poder atender a todos los consumidores y que no falte nada.  La usuaria de Twitter Croqueta de Tupper, cajera de supermercado, ha querido compartir una necesaria reflexión sobre como está viviendo ella estos días en su trabajo, un hilo que lleva más de 25.000 me gusta y no para de compartirse:

Su horario pasó a ser “de 9 a 15 y de 17.45 a cierre (sobre el papel). Tal y como ha sucedido todo, ese horario ha pasado a ser desde las 8.20 – 15.15 y 17.15 – 22.00. Y como yo, y peor, a saber cuántos compañeros del sector”.

A las horas de pie, el cansancio y el estar expuesta al virus se añade las situaciones y comentarios con los que le ha tocado lidiar y que ahora ha decidido contarlo para que la gente haga una pequeña reflexión y piense un poco en este sector:

Por todo lo anterior, define estos días como “irreales”: “Es indescriptible. No sé cómo transmitiros lo que sentimos los trabajadores de supermercado”.

Aún así, resalta que hay “seres de luz” que ayudan a montar pedidos, recoger carros, que ayudan a embolsar, que sonríen y desean ánimo y que les disculpan si se equivocan, aparte de quienes les envían apoyo en redes sociales. “Os estaremos eternamente agradecidos”, asegura.

“Las buenas palabras son un bálsamo para nosotros, en estos momentos de histeria, surrealismo y miedo”, añade.

Para terminar, lanza una reflexión con una petición para todos: “Solo pediros, aunque sé que la mayoría lo estáis haciendo fetén, que os cuidéis. Que os quedéis en casa. Que luchéis contra el virus, porque si no lo hacemos juntos, el esfuerzo no valdrá de nada”.