blogger statistics

Un niño de 8 años muere en Alicante después de que 5 médicos diagnosticaran que “no tenía nada”

La abuela de Aitor lo llevó al ambulatorio y al hospital hasta en cinco ocasiones.

El pequeño Aitor, de 8 años, falleció hace justo una semana. El pasado miércoles 28 de octubre, en el Hospital General Universitario de Elda, los médicos de urgencia no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

Su muerte se produjo después de que el pequeño pasara 4 días con unos dolores abdominales insoportables, sin embargo, los 5 médicos que le vieron no dieron ninguna importancia. Ahora, la autopsia judicial solicitada por la familia señala que una peritonitis fue la causa de la muerte de Aitor.

Se trata, por lo tanto, de una muerte que según su familia se podía haber evitado. Su abuela y tutora legal, Marta González subió a Facebook un vídeo con su desgarrador testimonio. Ella cuenta cómo fue el sufrimiento del pequeño en sus últimos días de vida, y la presunta negligencia de los médicos que le atendieron.

Hasta 5 visitas al médico.

El sábado 24 de octubre, después de estar jugando con unos amigos en Petrer, Alicante, Aitor regresó a casa sufriendo un fuerte dolor abdominal. Inmediatamente, su abuela lo llevó al centro de salud del municipio, pero el médico de urgencias no le dio importancia.

De vuelta en casa, los dolores persistieron, así que esa misma noche acudieron al Hospital General de Elda. Le diagnosticaron una posible gastroenteritis y le volvieron a enviar a su domicilio.

Con el paso de las horas, el estado de Aitor no dejaba de agravarse, así que el lunes su abuela volvió a llevarlo por la mañana al centro de salud y por la tarde al hospital de Elda con el mismo resultado. “En todo momento, nos dijeron que el niño no tenía nada y que descansara en casa”, contó.

Según la familia, en estas visitas la única prueba que le realizaron fue un análisis de orina para comprobar los niveles de azúcar. La abuela había dicho a los médicos que el niño había orinado más de lo normal. Adicionalmente, le suministraron un suero fisiológico porque el pequeño vomitaba todo lo que ingería.

La noche del martes 27 de octubre el sufrimiento del pequeño era insoportable, así que acudieron de nuevo al hospital en busca de ayuda, pero los médicos se limitaron a administrar una inyección a Aitor para aplacar los dolores.

https://www.facebook.com/marta.gonzalvezalba.71/posts/815368999273647

En casa, el pequeño se desmayó y una ambulancia acudió a la vivienda para estabilizar al pequeño. Le trasladaron al hospital en estado crítico. A las 10 de la mañana del 28 de octubre, Aitor fallecía sin que los médicos pudieran hacer nada por él. “Cinco veces a urgencias y me lo han dejado morir”, lamenta su abuela en un vídeo desgarrador.

La familia presentará una denuncia por negligencia.

Una semana después de la muerte de Aitor, la familia del niño continúa recopilando información para presentar una denuncia. De esta manera, esperan poder aclarar quién o quiénes son los responsables del fallecimiento.

Según se ha podido saber, la familia asegura que la situación actual del Hospital de Elda, bajo gran presión como consecuencia de la pandemia de coronavirus, ha podido ser decisiva para que Aitor no recibiera la atención adecuada. “Si hubiera tenido síntomas compatibles con coronavirus seguro que lo hubieran atendido”, dicen desde la familia, que no entienden “cómo en un niño de la edad de Aitor, con un dolor tan intenso de tripa, no miraron si tenía apendicitis, si es una de las cosas más normales a esa edad”.

Desde la Conselleria de Sanitat han informado que la familia ha solicitado al Hospital de Elda los informes médicos del niño, y que por ahora no se ha comenzado ninguna investigación del caso, ya que de momento no consta ninguna denuncia. Pero esta denuncia sin duda llegará en los próximos días, ya que Marta González, abuela y tutora legal de Aitor, asegura que “lo que me quede por vivir lo voy a dedicar a que paguen lo que han hecho”.