Si solo puedes que ver un momento de los Goya, que sea el emocionante discurso de Benedicta Sánchez

Benedicta Sánchez, nacida en Corgo en 1935, no solo se ha llevado el Goya a Mejor actriz revelación por O que arde. En la 34ª edición de los premios del cine español, la gallega de 84 años también se ha llevado de calle al público con su discurso de agradecimiento al recibir el reconocimiento.

Como no podía ser de otra manera, Sánchez ha hecho gala de una gran naturalidad al subirse al escenario, donde ha alzado los brazos y ha hecho una reverencia antes de ponerse a hablar. “La vida te da sorpresas. Esta es una muy grande en toda mi larga existencia”, arrancó diciendo la actriz, que agradeció el premio a sus padres, a su hija por haberla llevado al casting, y al director Óliver Laxe.

“A Óliver Laxe y a su equipo que me trataron… No creo que haya princesa a la que hayan dado un trato tan maravilloso”, prosiguió Benedicta, que quedó sin palabras en mitad del discurso. En ese momento, pidió ayuda al auditorio. Y su ”¡ayúdenme! ¡ayúdenme!” ya es historia de los Goya.

En ese momento, le quedaban todavía casi dos minutos de speech: “Díganme cosas para que pueda decirlas porque sino me quedo enmudecida”, dijo.

¿Qué te ha parecido?