blogger statistics

Según la ciencia, tener una hermana es bueno para la salud mental

“¡Pero si yo no he hecho nada…! ¡Ha empezado ella!” Son frases que seguramente te resultarán familiares. Siempre van seguidas de una disputa entre hermanos… con los consabidos gritos, insultos, lloros…

Situaciones que causan ansiedad dentro de las familias y que, muchas veces, son difíciles de gestionar por todos los implicados. Hay que dejar claro que la rivalidad entre hermanos es algo natural, en especial durante la niñez. Y también, que no todo va a ser malo en eso de tener hermanos.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Ulster así lo confirma. Según los resultados del mismo, crecer con una hermana, da igual que seas chica o chico, hace que tu salud mental sea mejor, siendo esta más estable y con un mejor desarrollo general.

Además, cuando eres chico y tienes una hermana, éstas ayudan a entender cómo tratar mejor a las mujeres. La ciencia asegura que las hermanas fomentan la comunicación en la familia, además de fortalecer los lazos entre los niños.

El estudio, publicado en British Psychological Society, descubrió cómo la influencia de una hermana hace que se respire en la familia una paz y unidad mayor. Ellas tratan de que todos expresen sus sentimientos y hablen más, permaneciendo así más unidos.

El investigador principal del estudio, Tony Cassidy, aseguró que “las hemanas parecen fomentar una comunicación más abierta y cohesión en las familias y por el contrario, los hermanos tienen el efecto alternativo. La expresión emocional es fundamental para la buena salud psicológica y tener hermanas promueve esto en las familias”, según recoge TheHeartySoul.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente