Se hacen pasar por voluntarios de Cruz Roja para raptar a dos refugiadas ucranianas en Valencia

La Agencia de la ONU para los Refugiados, ha puesto todas las alarmas sobre el peligro que mujeres y niños ucranianos que han huido de la guerra corren en las fronteras de los países fronterizos. Las mafias han aprovechado la situación para actuar y víctimas están cayendo en manos de redes criminales con fines de explotación sexual.

Sin ir tan lejos, en Valencia han estado a punto de llevarse a dos refugiadas ucranianas nada más llegar en tren a la ciudad haciéndose pasar por ser un voluntario de la Cruz Roja, según informa el diario Levante.

Así lo denunciaron ambas la noche del pasado miçercoles, cuando una mujer intentó llevárselas nada más llegar a Valencia haciéndose pasar por una voluntaria de Cruz Roja. Así lo comunicaron a la traductora de la ONG después de recibir la primera acogida en la estación en Joaquín Sorolla de la capital del Turia.

Este terrible hecho se ha puesto en conocimiento de la Policía, que aseguró que vigilará de ahora en adelante las llegadas de trenes para evitar casos similares y la proliferación de mafias.

Se trata del quinto tren que llega desde el pasado sábado, todos con una media de entre 60 y 90 ucranianos. Pese a lo ocurrido, Cruz Roja aseguró que es la primera vez que ocurre algo así en Valencia. Según alertaron las propias refugiadas, la supuesta timadora pretendía llevárselas de la estación en un vehículo, pero al ver que no lo conseguía decidió irse.

Las dos mujeres explicaron que no era la primera vez que les ocurría, que se las intentaron llevar también en la frontera de Ucrania haciéndose pasar, de nuevo, por Cruz Roja. Con lo que en este segundo intento tenían más experiencia tratando con mafias y se pudieron escapar rápido de la peligrosa situación.