Se conoce por fin el motivo por el que Rociíto no puede ver a Raquel Mosquera después de morir su padre

Rifirrafe entre Rocío Carrasco y Raquel Mosquera.

Raquel Mosquera, la que fuera mujer de Pedro Carrasco, y Rociíto han vuelto a cruzarse indirectas en los platós de televisión. La hija de la chipionera siempre ha sido muy dura a la hora de hablar de la peluquera, y en sus últimas intervenciones no ha sido diferente.

En su docuserie del año pasado, Rocío Carrasco ya se explayó sobre muchas cuestiones relacionadas con su vida y con las personas que le han rodeado a lo largo de los años. Entre otros muchos temas, habló sobre cómo fue la relación con su padre, Pedro Carrasco, y la que fuera su mujer durante varios años, Raquel Mosquera.

La hija de Rocío Jurado fue dura con Mosquera. Para empezar, afirmó no haberla visto «desde hace años»… y no tener «ganas» de verla nunca más. Además, Carrasco explicó que para ella la peluquera solo existe en lo que «judicialmente se refiere. Voy a seguir como he seguido hasta ahora, poniéndolo en manos de la justicia».

Raquel Mosquera permaneció callada mucho tiempo, pero finalmente la viuda de Pedro Carrasco desmintió en Viva La Vida parte de las palabras de Rocío Carrasco en el documental, concretamente la parte en la que hablaba de su padre: «No es verdad lo que dijo sobre Pedro, no es cierto que Pedro le diese un bofetón cuando ella le contó que estaba embarazada, ella sabe que eso es mentira, yo estaba delante».

La polémica continúa en Montealto.

Rocío Carrasco lanzó un dardo contra Raquel Mosquera en Montealto, cuando aseguró que no tenía nada de su padre, Pedro Carrasco. Cuando le preguntaron si era verdad que nadie le había dado las pertenencias de su padre, la hija de Rocío Jurado atacó contra la viuda del boxeador y dijo que “las cosas no se han contado como son”.

Raquel Mosquera le ha respondido desde el plató de Viva La Vida. Primero, dijo que ella es y será viuda de Pedro Carrasco “toda la vida, hasta el día que me muera”. De esta manera, respondió al comentario de Rocío Carrasco de que, si se ha vuelto a casar, ya viuda no es.

Esto quedó en segundo plano cuando habló de las pertenencias de Pedro Carrasco. “Yo te digo la verdad. No mi verdad, la verdad”, aseguró Raquel. “Ella prefirió lo que tiene más valor económico y yo lo que tiene más valor sentimental”, dijo.

De esta manera, se refirió a que Carrasco solo le pidió tener un reloj Rolex de oro y no los trofeos. Raquel dice que tiene un cuaderno donde queda constancia de cómo se hicieron esas reparticiones.

Así fue la firma y el reparto de las pertenencias de Pedro Carrasco.

«Cuando falleció mi marido, no había testamento. Le correspondía una parte a su hija y otra a mí como viuda. Yo estaba bastante mal, ella llevaba abogado. yo no. A día de hoy, yo no hubiera firmado ese cuaderno particional. Me quedé con todos sus trofeos, ella con la casa y la finca. Las dos firmamos. No debe de decir ahora que no tiene trofeos de su padre, ¿vosotros creéis que iba a firmar algo si no quiere?», añadió Raquel, que se comprometió a poner esos documentos a disposición del programa.

«Preferí quedarme con lo sentimental y renuncié a parte de lo económico. Dice que ella fue generosa conmigo por dejarme la peluquería, pero que quede claro que Pedro y yo nos metimos en la compra de los locales. Los he pagado yo durante todos estos años, nadie me ha dejado nada, lo montamos Pedro y yo».

Posteriormente, varios especialistas le explicaron que no debía haber firmado porque la tasación no fue justa. De hecho, según Kiko Matamoros, Mosquera habría sido víctima de un engaño. Posteriormente, recuperó parte de un usufructo.

La viuda de Pedro Carrasco contó que le ofreció a Rocío parte de los trofeos pero que Rocío «no le dio importancia». Sobre el reloj, dijo que le le pidieron tanto eso como un busto y ella se lo dio. No le pidió nada más. Por su parte, Alejandra Rubio dijo que el piso del Paseo de la Habana era de su padre y era lógico que se lo quedara la hija.