blogger statistics

¿Os acordáis de Raquel de ‘Gran Hermano’? Pues ha reaparecido, recordando de esta manera el peor momento de su vida

¿Os acordáis de la tercera edición de Gran Hermano? Fue una de las más míticas de la historia del programa, con algunos de los concursantes más recordados —como olvidar que fue el año en el que conocimos a pesos pesados de la televisión como Kiko Hernández, o Noemí Ungría.

Grupogh3

En esta edición entraron 12 concursantes, aunque uno de ellos abandonó por la grave enfermedad de su abuelo, por lo que tuvo que entrar a la casa una reserva elegido por el público a pocas semanas de que finalizase el concurso. También fue el año en el que se agregaron la suite, la cuadra —con 7 carneros— y la radio en la que cada noche los concursantes realizaban un programa.

Y también fue la presentación ante el gran público de Raquel Morillas, otra de las concursantes de Gran Hermano más recordadas a pesar de no durar demasiado tiempo en el programa —fue la tercera expulsada de la edición.

Después de su paso por la casa de Guadalix de la Sierra, Raquel participó en varios programas de Telecinco, y fue comentadísima en el canal de Mediaset su tormentosa relación con la mencionada Noemí.

Además, Raquel acudió hace unos pocos años al plató de Sálvame Deluxe para hablar de su precaria situación económica por aquel entonces, atreviéndose a confesar que por culpa de la ludopatía se encontraba prácticamente arruinada.

“Pedí créditos en el banco por valor de 7.000 euros y me lo gasté. Ahora mismo tengo menos 172 euros en el banco.”

CrdNvKqWcAARbVW

El mismísimo Kiko Hernández estimó que durante su etapa en televisión, Raquel podría haber llegado a ganar alrededor de 400.000 euros. La gran hermana confesó que su adicción al juego le hizo perder todo el dinero que ganó tras su paso por el concurso y los platós de televisión. Pero por lo visto, la adicción le venía de antes…

“Llevo jugando desde que tengo 18 años. Antes de entrar en GH ya era ludópata con el bingo.”

Pero la joven no se rinde: después de una mañana en la que se gastó los últimos 1.200 euros de su cuenta bancaria, ahora se encuentra en tratamiento:

“Estoy yendo a terapia, desde hace dos meses y medio, con un grupo muy majo de chavales, soy la única chica. (…) O haces eso o pierdes tu vida. Es un problema difícil de entender y muchas personas no asumen que tienen una enfermedad.”

Además, Raquel recordó por entonces que se cumplía el aniversario del día en el que, por así decirlo, volvió a nacer: estamos hablando del accidente que tuvo el 2 de junio de 2003 cuando iba en coche con su entonces pareja sentimental Noemí. El suceso le dejó importantes heridas, además de dejarla con secuelas de por vida teniendo que ser operada hasta en diez ocasiones, tal como explica en la web de Telecinco.

Un golpe que Raquel recodó con energías renovadas, transformando el dolor en alegría para poder seguir celebrando un día en el que estuvo a punto de perder la vida y que ahora considera prácticamente un cumpleaños:

“Hoy 2 de junio, es el aniversario del día más triste y duro de mi vida, hace 14 años de aquel fatídico accidente que cambió mi vida y mi cara para siempre. Todos los años que han ido pasando, este día era muy difícil para mí, siempre con recuerdos del antes y el después, lo que me hacía llorar bastante y estar muy triste, pero este año va a ser diferente. Han pasado catorce años ya y ahora doy gracias por seguir aquí. Gracias porque en estos años he conocido a mucha gente que hoy en día me hacen sentir que merece la pena seguir aquí. Gracias a la persona que siempre está a mi lado pase lo que pase, gracias a mi familia por todo y sobre todo también gracias a mis amigos porque habéis hecho que no parezca que mi familia está tan lejos, os quiero muchísimo y a partir de hoy, todos los dos de junio serán un segundo cumpleaños para mí, gracias de corazón.”

Ahora, nos llegan buenas noticias sobre el presente de esta recordada “gran hermana”. Por lo visto, a principios del otoño pasado, tras hacer un curso de preparación y superar un examen, comenzó a trabajar para la ONCE: “Como sabéis, tuve un accidente. Evidentemente, tuve unas secuelas que son ya de por vida y eso me hace tener una discapacidad y, gracias a Dios, puedo beneficiarme de eso”, explicó entonces en su canal de YouTube.

Desde entonces sale diariamente con su puesto ambulante a vender cupones por las calles de Elche. Se la ha podido ver con el chaleco corporativo de la organización a las puertas de un centro comercial en la ciudad alicantina. Siempre sonriente, la ex concursante atendía a los compradores con toda naturalidad.

Al terminar su jornada laboral, recogió sus cosas y se marchó a casa, donde seguramente le esperaba su pareja desde hace año y medio, Noah Soriano.