Miguel Ángel perdió la vida trágicamente cuando estaba regresando a su casa

Miguel Ángel Blasco Cirauqui tenía 70 años y aunque residía en el barrio de San Juan de Pamplona era natural de Los Arcos. En un fatal desenlace perdió su vida cuando estaba regresando a la capital Navarra tras haber pasado el día en su localidad natal.

Blasco estaba casado con Pilar Gómez, tenía dos hijos –Mikel y Raúl– y dos nietos y una nieta. Ya llevaba diez años jubilado siendo el propietario de una empresa dedicada a la fabricación de moldes para plásticos situada en la Cendea de Olza. Tenía cuatro hermanos.

El accidente mortal en el que perdió la vida se produjo a la altura de Cirauqui. El vehículo que conducía se estampó contra la parte trasera de un camión y Miguel Ángel murió en el acto. La Guardia Civil está investigando el siniestro a las 17.33 horas en el kilómetro 29 en sentido Pamplona. El impacto se produjo cuando el vehículo pesado circulaba por el carril derecho en un tramo en cuesta compuesto por tres carriles, nadie explica lo que pudo suceder.

Los equipos médicos desplazados al lugar del accidente solo pudieron certificar su muerte, cuerpo fue trasladado al Instituto Navarro de Medicinal Legal y Ciencias Forenses (INMLCF) donde se le practicará la autopsia.

Punto negro

Ya son 24 las personas que han perdido este año en Navarra en accidentes de circulación. Cuatro más que en el mismo periodo del año pasado. La Autovía del Camino (A-12) ya ha convertido en un punto negro ya que en el intervalo de dos semanas se han producido varios siniestros. El pasado día 10 de noviembre una vecina de Sesma de 40 años perdió la vida en la misma vía al salirse de la calzada y chocar contra el poste de una señal situada en la mediana, a la altura del término municipal de Astráin.