blogger statistics

Máxima confusión sobre la causa de la muerte de Blanca Fernández

Las fuerzas de seguridad localizaron ayer en la sierra de Cercedilla, Madrid, el cuerpo de una mujer. Aunque inicialmente fuentes de la Policía Nacional confirmaron que se trataba de un cadáver aún sin identificar, la agencia EFE aseguró que se trata de Blanca Fernández Ochoa, extremo que las fuentes oficiales tardaron en confirmar.

La Policía y la Guardia Civil buscaban desde el pasado domingo en la zona a la esquiadora, desaparecida el pasado 23 de agosto. Los investigadores por lo visto llamaron a la familia de la deportista para que ésta confirmara si el cuerpo encontrado es el de ella.

De acuerdo con el primer examen visual realizado por los investigadores, la mujer encontrada llevaba “varios días” fallecida en la zona. El cadáver fue localizado por un suboficial del Servicio Cinológico de la Guardia Civil que inspeccionaba la zona con su perro de rastreo en el pico de La Peñota, en la frontera entre Madrid y Segovia, en las inmediaciones de donde un testigo aseguró haberla visto viva el pasado 24 de agosto.

Algunas informaciones aparecidas a lo largo de la tarde en diferentes medios empezaron a aportar datos sobre la posible causa de la muerte de la esquiadora. Sin embargo, estas informaciones eran totalmente contradictorias.

A pesar de todo, no ha habido hasta el momento ninguna pronunciación oficial y se espera que será la autopsia, prevista en las próximas horas, determinará el momento y las causas exactas de la muerte.

En un primer momento, por lo agreste de la situación del hallazgo, todo parecía indicar que habría sufrido una caída. Además, tendría un fuerte golpe en la cabeza.

Pero según el periodista de La Sexta Manu Marlaska, la policía habría descartado que la muerte de la esquiadora haya sido por una caída accidental. Él mismo afirma que en la zona en la que ha sido encontrada no es posible precipitarse, según fuentes de la investigación.

Marlaska ha apuntado además que en las primeras inspecciones no se ha detectado que la causa de la muerte haya sido algún traumatismo.

Esta idea se ve reforzada por el hallazgo de la mochila de la medallista olímpica a una altura de entre 1.600 y 1.700 metros. En ella, no se ha localizado un saco de dormir, tal y como había asegurado el portavoz y cuñado de Blanca, Adrián Federighi. Este también había explicado que lleva comida con ella, en concreto un trozo de queso que había comprado en un supermercado.

Otras fuentes, como Ok Diario, apuntan que el cuerpo llevaría en el lugar de la Peñota donde ha sido encontrado entre una semana y diez días, y tendría una fuerte contusión fruto de una caída. Así, el medio apunta que el cuerpo fue encontrado en una zona “muy escarpada, de gran altitud, donde hay barrancos. Es una zona peligrosa”, definiendo su acceso como “solo apto para especialistas” según un senderista.

La fecha de la muerte que se baraja habría coincidido con el temporal de lluvia y granizo que habría dejado la zona “impracticable”.

Fuente