blogger statistics

Los influencers están enfermando por bañarse en las aguas del monte Neme, el Chernóbil gallego: “no soportaba el picor”

El monte Neme, en Galicia, se ha convertido es centro de fotografías en Instagram, gracias a sus aguas turquesas, esta antigua mina de wolframio situada en la comarca de Carballo (La Coruña) se ha convertido en el lugar de peregrinaje para los insfluencers en busca de la fotografía perfecta, sin tener en cuenta el daño para la salud que una simple foto les puede ocasionar.

Hace un mes se hizo viral la noticia de que dos chicas se bañaron en la laguna turquesa de monte Neme, una antigua mina de wolframio de Galicia, para subir una foto a Instagram, y como era de esperar, salió todo mal:

En los comentarios se lee:

Dos semanas con una reacción alérgica. Estuvimos vomitando y con ronchones en la piel una semana. Yo me recuperé a los seis-siete días, pero a Cris tuvimos que llevarla al hospital porque se le caía la piel, y le recetaron medicamentos. Mereció la pena. Lo pasé un poco mal, pero la foto lo valía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de esthervila_ミュウの女の子 (@esthervila_mew) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Estefania Fernandez Simon (@funnyfs) el

¿Qué es lo que ocurre si nos bañamos en una balsa de wolframio como la del monte Neme? El doctor Manuel Ferreiro, del servicio de urgencias del Hospital Universitario de Coruña (CHUAC), lo explica en una entrevista con Cadena Cope:

«Si nos bañamos puntualmente lo más probable son problemas oculares e irritativos, irritación de las mucosas oculares e irritaciones cutáneas. Si es de una manera prolongada e ingerimos algo de agua, fundamentalmente trastornos digestivos, vómitos y posteriormente diarrea. Si es un baño corto no sería grave».

La Xunta de Galicia tiene algo de culpa de hacer famoso este lugar, y es que en el año 2017, alguien en Turgalicia decidió hacer un anuncio en el que promocionaban el entorno tóxico del monte Neme dentro de la campaña ‘Dáme Galicia’. La campaña tuvo que ser eliminada y el organismo turístico tuvo que pedir perdón, tras admitir que “no funcionaron adecuadamente los filtros”.

Fuente