blogger statistics

Las imágenes del súper desvelan qué compró Fernández Ochoa antes de desaparecer

Están siendo unos momentos muy tensos y duros para la familia de Blanca Fernández Ochoa. La medallista olímpica desapareció el 23 de agosto, dos días después fue cuando su hija Olivia, de 20 años, alertó a la Policía sobre la desaparición de su madre. La familia primeramente no estaba alarmada ya que en muchas ocasiones Blanca se iba unos días a desconectar.

Sus dos hijos,  Olivia y David, han participado activamente en la búsqueda de su madre junto a otros miembros de la familia, como su hermana Lola Fernández Ochoa. Los familiares han recorrido el perímetro junto a los voluntarios y la policía en el Parque de las Dehesas y demás puntos en los que han considerado que podría haber habido algo de peligro para Blanca Fernández Ochoa y haber sufrido un accidente.

La familia no pierde la esperanza, pero todos confiaban en encontrarla el 2 de septiembre, aunque por el momento no ha ni rastro de ella. En la mañana del 3 de septiembre, la familia se muestra con ganas de seguir y aseguran: “Tiene que ser entre hoy y mañana cuando la encontremos”.

Uno de los momentos más tensos ha sido cuando los perros detectaron algo pero resultó ser un falso positivo y tuvieron que continuar con la búsqueda en base a lo que tenían.

Blanca hizo compra en el supermercado

De lo poco que se ha ido averiguando en las últimas horas ha sido que Blanca Fernández Ochoa realizó una compra en el Hipercor de Pozuelo de Alarcón el día 24 de agosto, un día después de su desaparición como tal aunque sin que se hubiera puesto la denuncia. Lola certificó que tras ver las imágenes es su hermana: “La de las imágenes es mi hermana, sabemos que compró embutido”. Otros medios concretan que además adquirió queso.

Además, una de las últimas informaciones que se barajan es la de que el coche estuviera aparcado en el párking de Cercedilla desde el día 25, según ha dicho un excursionista de la zona.

Fuente