La rajada de María Pedraza por el Photoshop de su foto en una revista, que se le ha vuelto completamente en contra

A todos nos ha ocurrido en alguna ocasión: estamos leyendo una revista, o nos encontramos con un anuncio o un póster publicitario del metro… Y no podemos evitar algo de envidia al ver a esas modelos preciosas, o a esos famosos con la piel perfecta.

Sin embargo, sabemos perfectamente que mucha de esa «perfección» en realidad no es cierta. En realidad, la imagen que estamos viendo probablemente ha sufrido una gran cantidad de retoques antes de ser publicada.

Photoshop se ha convertido en una herramienta indispensable: elimina acné, arrugas, grasa… todo es posible gracias a este software que hace de todo. Tan habitual es su uso, que a veces ni nos lo planteamos.

El problema es cuando vemos que ese retoque… se ha hecho en una foto nuestra. Y supuestamente sin nuestro consentimiento.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maria Pedraza (@mariapedraza_) el

Es precisamente lo que le ha pasado a María Pedraza, popular por trabajos en La casa de papel o Élite, entre otros. La joven ha denunciado a través de sus redes sociales el retoque de su foto que este mes protagoniza la portada de la revista Yo dona.

«Este mes me han sacado en portada. La ilusión se va perdiendo cuando me veo una fotografía en la que ni me reconozco», dijo la actriz. «Habéis fotografiado a otra persona, todo de la mano del Photoshop sin habérmelo consultado, es de no tener respeto. Bravo. Nadie tiene que considerar si mi boca o mis dientes, son dignos de portada. Porque no hay nada más bonito que ser uno mismo», comentó.

Sonoro «zasca» de la revista a María Pedraza.

Fueron muchos los compañeros de profesión que aplaudieron las palabras que la actriz había escrito en su perfil de Instagram, acompañando a la imagen de la polémica. Pero hubo un comentario que lo cambió todo.

El director de Arte de Yo Dona contestó directamente a la actriz, y le explicó que la portada había sido consensuada con su equipo. Según sus palabras, habría exigido ese retoque en la boca para dar el «ok» definitivo.

«Ya que la denuncia es pública, la contestación la tiene que ser también», escribió André Giazno. «Como estaba pactado, la imagen de portada se envió para tu aprobación, sin retoque de boca, precisamente por lo que tú dices. La respuesta fue que solo dabais el ok si hacíamos ese retoque. El daño a la profesionalidad de todo el equipo de mi revista ya está hecho», aclaró.

Fuente