blogger statistics

La maravillosa petición de rescate de dos hermanas de 60 años tras perderse en la selva

Han sido las propias hermanas quienes, a través de un vídeo grabado por ellas, explicaban su historia: “Les vamos a contar una historia. Son las 8.20 de la mañana y estamos metidas en este bosque hermosísimo desde ayer a las dos de la tarde. Dormimos en el bosque, en la selva tucumana, colgadas de dos árboles”.

Ellas solo querían visitar la cascada, pero después de verla y sacarse una foto ya no sabían dónde se encontraban: “Teníamos que recorrer un camino de 500 metros y después seguir un río con piedritas para llegar a la cascada. Llegamos allí, nos sacamos la fotografía y, cuando salimos, no sabemos qué hicimos, por lo que nos fuimos a la reverenda concha de la lora. Y aquí estamos, esperando a que alguien nos rescate. No tenemos la más puta idea de cómo mierda salir y no saben la cantidad de cosas que nos pasaron”.

“Estamos lastimadas por todos lados. Las rodillas, los codos, dormimos como el orto. Así que chicos, Dios quiere que alguien mande este maravilloso mensaje y nos venga a rescatar. Queremos volver, estamos cagadas de frío. Agradecidas porque lo pasamos bien, pero no queremos repetir”, explicaban.

En declaraciones a La Nación, las hermanas cuentan que durmieron dos noches entre árboles y que sobrevivieron gracias al agua que llevaban para tomar mate y medio paquete de bizcochos. El primer día durmieron cubriéndose con “unas plantitas del bosque”, al segundo día durmieron acurrucadas junto a un fuego que todavía estaba prendido.

Tras más de 30 horas desaparecidas, el hijo de unas mujeres se puso en contacto tanto con la policía local como la empresa en la que habían alquilado el vehículo. Gracias a ello, la policía abrió una investigación que condujo a las fuerzas de seguridad hasta el cerro donde se encontraban las mujeres.

Al llegar allí, tan solo encontraron el vehículo alquilado por las dos mujeres. Después de cinco horas de búsqueda, los allí presentes comenzaron a escuchar los gritos de las mujeres, quienes fueron encontradas por un empleado de la compañía de alquiler de coches a cinco kilómetros de la entrada del sendero. 

Fuente