blogger statistics

“Estamos flipando, no somos influencers ni nada”, los novios de la boda que triunfa en Instagram

Su boda ha conquistado las redes sociales. Pero, y esto es lo mejor, sin pretenderlo ni esperarlo.

Elena y Javier se han convertido en “los novios del momento” por obra y gracia de Instagram. Se casaron el sábado pasado en el Pazo de Santa Cruz de Mondoi, en Oza dos Ríos, en un enlace repleto de profesionales gallegos. Porque en Galicia tienen todo lo necesario para celebrar una boda de ensueño.

Vestido, flores, organización, estilismo, fotografía, vídeo, menú… todo lo que pudo verse en la boda tenía sello gallego. Las imágenes del evento se convirtieron en virales, comenzaron a inundarlo todo, e incluso la revista Elle se hizo eco de esta novia diferente y de una boda que marcará tendencia.

“Estamos flipando. No esperábamos para nada esta repercusión. Todo lo hicimos y lo pensamos desde nuestro gusto y para que nuestros invitados vivieran una fiesta bonita. Siempre fieles a nuestro estilo”, asegura Elena Naveiras desde Filipinas. Es el destino de su luna de miel, y desde allí están viviendo este “boom inesperado”.

De hecho, no se enteraron de la repercusión hasta llegar allí. Después de muchas horas de vuelo, el móvil apareció repleto de mensajes, que llegaron hasta la panadería familiar del novio en Ferrol.

“Claro, es que no soy ni influencer ni nada por el estilo como para que en Elle supieran de mi existencia”, dice la novia, una de las dueñas del taller floral Ai Carmiña. Sorprendida, cuenta que han sido muchos los seguidores que se han sumado a su cuenta personal de Instagram.

“Las redes sociales son impredecibles, solo nos han traído buenas palabras. Estamos disfrutando de todas las muestras de cariño , que pronto pasarán. Todo en las redes va así de rápido”, asegura Elena.

Su vestido, de la firma gallega Boüret, ha sido una de las claves del éxito: “No era uno de los diseños que había preseleccionado. Cuando lo vi y me lo probé, lloré de la emoción. Me recordaba al vestido de novia de mi madre”, dijo.

“Estoy segura de que va a venir gente con la foto pidiendo el mismo vestido.”

La otra gran estrella del evento fue Vanessa Datorre, de la firma gallega Boüret. No se imaginaba que el vestido de novia que ella había diseñado y que personalizó para Elena, se volvería “tan famoso”.

“El vestido de Elena es una silueta de sirena, en crepe con unos espaguetis cosidos a mano. Es un vestido muy complicado y artesanal. Era un diseño que ya teníamos, pero modificamos para ella la manga. Introducimos ese toque especial con volumen”, contó.

“Sabíamos que iba a ser una novia especial, pero nunca te esperas que vaya a haber una repercusión así, sobre todo, porque al no ser una novia convencional puede encantar o no gustar nada. Es arriesgado, no llevaba el típico vestido. Estoy segura de que vendrá gente con la foto porque quiere el mismo.”

¡Enhorabuena a los recien casados!

Fuente