España de luto: Muere repentinamente Jaime Mateo, con tan solo 41 años

Murió el pasado domingo.

El mundo de la música está de luto. Despide antes de tiempo a Jaime Mateo, fallecido de forma prematura a los 41 años. Muchos músicos del panorama musical han manifestado encontrarse en shock por la noticia, y han transmitido su pesar a través de las redes sociales.

El vocalista y batería gallego murió de un infarto fulminante en su casa, en Ourense, el domingo. Jaime Mateo era actualmente vocalista y batería del conocido grupo Os Amigos dos Músicos y, además, era miembro de la banda O Sonoro Maxín.

El pasado domingo las llamadas telefónicas empezaron a difundir la noticia entre los representantes de la escena musical gallega. Un golpe que fue recibido con dolor e incredulidad: tenía sólo 41 años, y la muerte le sobrevino en el mejor momento de su carrera.

El artista gallego empezó sus pinitos en el teatro, pero no tardó en hacerse un nombre en la escena musical local. Destacaba por su versatilidad, ya que se atrevía a compaginar la música con otras disciplinas como la radio o la profesión de DJ. Su gran contribución ha sido en la música, en especial en el género pop.

Duro mazazo a la escena musical.

Se trataba de una persona muy activa en las iniciativas culturales de la ciudad y participó en numerosos proyectos musicales. Por eso, las reacciones a su muerte no se han hecho esperar. El grupo Deleite se despidió de Jaime con este mensaje: “Talentosísimo artista indispensable en la escena musical gallega”.

“Mi corazón apretado y mi mano con todos ellos, hasta siempre Jaimito”, escribió la cantante Guadi Galego. Un emotivo mensaje que transmite muy bien el vacío que ha dejado en la escena musical gallega.

Jaime Mateo era una figura reconocida del pop en Galicia, y demostró su talento en varios proyectos musicales. Especialmente en Os Amigos dos Músicos, donde sus canciones reflejan los rasgos culturales de su propia tierra. La SGAE también se hizo eco de su muerte, y le definió como “un autor imprescindible”.

Empezó en el grupo Lamatumbá, del cual nacerían O Sonoro Maxín, Emilio José y Os Indígenas. Últimamente se había adentrado en ámbitos más experimentales, con proyectos como Mounqup y Las Cruzes. Jaime Mateo no se cerró a ningún estilo e intentó siempre enriquecer su talento artístico. Donde mejor pudo reflejar todo su talento fue en el grupo Os Amigos dos Músicos, según Rego “uno de esos extraños grupos locales que trascienden los límites de la ciudad”.