blogger statistics

Duras críticas a ‘MasterChef’ por permitir la humillación de Antonia Dell’Atte a Ana Obregón

Este miércoles, los espectadores de MasterChef Celebrity fueron testigos de un momento muy esperado, y que muchos calificaron de “histórico”. Y es que la mítica Ana García Obregón, concursante de esta cuarta edición del talent culinario para famosos, se reencontró con Antonia Dell’Atte, aspirante de la pasada entrega del formato.

Para el que no lo sepa, la italiana, invitada en la octava gala del programa, es eterna enemiga de Obregón. El nexo en común entre ambas, sus respectivas relaciones sentimentales con Alessandro Lequio, rompieron la amistad entre las dos hace ya un par de décadas.

A lo largo de este tiempo ambas han cruzado todo tipo de declaraciones, aunque las dos encontraron su tregua hace algunos años. Hasta ahora, que MasterChef Celebrity cumplió la tarea aparentemente imposible de reunir a Antonia y Ana en un plató de televisión. El encuentro se inmortalizó con un abrazo entre las dos.

En cuanto el jurado de la edición anunció que Dell’Atte ayudaría a los aspirantes durante el primer cocinado de la noche, Obregón no se detuvo y fue a saludar a la televisiva. Le agradeció especialmente el apoyo de Clemente, hijo de Antonia y Lequio, a Obregón y su familia ante la enfermedad de su hijo, Álex Lequio.

Cuando Obregón se abalanzó sobre Dell’Atte para abrazarla, ésta rehuyó el encuentro en un primer momento. “¡Es un abrazo histórico!”, proclamó antes de aceptar la muestra de afecto de la bióloga. “Ella tiene el hijo más espectacular del mundo”, afirmó Obregón emocionada.

El caso es que Dell’Atte no tardó en apartar toda muestra de afecto. “Pero aquí estamos para darlo todo, divertirnos y rezar”, espetó secamente, antes de acercarse a Boris Izaguirre. “Boris, ayer estuve a punto de llamarte para decir: ¡Mañana tengo un encuentro histórico!”, le dijo al presentador, ante el estupor de todos sus compañeros.

“¡No me puedo creer este momento!”, dijo Vicky Martín Berrocal. “Si me llegan a decir que iba a vivir esto cuando era pequeñita… no me lo creo”, declaró Yolanda Ramos. Izaguirre no salía de su fascinación, asegurando que “aparte de Donald Trump y el señor de Corea del Norte, no hay dos personas más enfrentadas que Antonia Del’Attle y Ana Obregón. Y por fin estoy viviendo la paz entre ellas”.

“Las mujeres tenemos siempre que apoyarnos”, dijo Dell’Atte, pero después envió un nuevo dardo a Obregón. “¡Acuérdate que hemos hablado!”, le dijo a la española, mientras le señalaba con el dedo.

A final, paz, lo que se dice paz, no hubo mucha durante la prueba. Y es que Dell’Atte no dudó en criticar en todo momento a Obregón. “¡Es un coñazo!”, llegó a decir.

“Ella es como “Antoñita la fantástica”. Vive en una realidad paralela, diferente a la de todo el mundo. Tiene que aprender a ser más humilde. Tenemos una manera de ser muy diferente. No soporto que trate de estar siempre en el candelero. Ana ha venido a MasterChef Celebrity pensando que esto es una pasarela y viene a lucirse, pero no es así. No sabe ni freír un huevo, porque es una niña mimada que lo ha tenido todo siempre.”

También tuvo tiempo de criticar a Obregón con Vicky Martín Berrocal. “Ahora os jodéis, que yo la he tenido que sufrir durante 25 años”, dijo.

Cuando llegó el momento de la cata de la prueba, nueva pulla de Dell’Atte contra Obregón: “no habrás envenenado la comida para envenenarme, ¿no?”, preguntó dejando perpleja a la bióloga. “No. ¿Cómo voy a hacer eso?”, respondió extrañada. Afortunadamente para ella, la elaboración de Obregón terminó la prueba como la segunda mejor de la noche, solo por detrás de Anabel Alonso.

Sin embargo, no supo mantener el nivel y terminó eliminada.

Finalmente, en las redes muchos criticaron la actitud de la italiana, de otros compañeros, y del propio programa, hacia Obregón.

¿Qué os pareció a vosotros?

Fuente