blogger statistics

Diego, el médico de 46 que ha muerto por el coronavirus tras ayudar a muchos enfermos

El coronavirus ha obligado a todo el país a confinarse en casa. Adiós a salir a la calle a pasear o a hacer cualquier cosa que no sea indispensable.

Pero como sabéis, en el norte de Italia el coronavirus ya ha causado estragos y ha provocado el fallecimiento de más de 2.100 personas. Actualmente, el número de contagiados está cercano a los 28.000.

Hace pocas horas, una muerte dejaba en shock al país. Se trata de la de Diego Bianco, paramédico de 46 años del Hospital Giovanni XXIII de Bérgamo y fallecido por coronavirus, que deja a su mujer y un hijo de 8 años.

Diego 1280x720 1

El paramédico trabajaba como técnico del teléfono 118, el Servicio Sanitario de Urgencias y Emergencias italiano. Allí atendía las llamadas de afectados por el Covid-19. Bianco realizaba este trabajo en el Hospital Giovanni XXIII, en Bérgamo, una de las zonas de Italia más afectadas por la pandemia, hasta que de repente el sábado 7 de marzo empezó a sentirse indispuesto.

A Bianco le subió la fiebre a 39 grados. Esos días en concreto, otros ocho operarios, seis enfermeras y cuatro médicos dieron síntomas de haber contraído el coronavirus, por lo que fueron enviados a sus domicilios particulares. Además, los técnicos del 118 fueron llevados a la sede de Milán y se hizo la desinfección de la centralita de Bérgamo, según afirmó el diario italiano Corriere della Sera.

Bianco, siempre con una mentalidad positiva, dijo a sus amigos y familiares que superaría la enfermedad. Sin embargo, Diego finalmente no pudo salir adelante y la noche del viernes al sábado murió en el hospital. Sus compañeros de profesión le recuerdan con cariño, alabando que era un «óptimo trabajador y un atento padre de familia.