blogger statistics

“De estrella de la tele a pedir para comer”, el drama de Fresita —’Gran Hermano’— en su reaparición televisiva

Hace 12 años que conocimos por primera vez a Nuria Yáñez, apodada por ella misma y conocida por todos como “Fresita”. Con su rostro inocente y su personalidad dulce y mimada, Fresita consiguió convertirse en la ganadora de la quinta edición de Gran Hermano, pese a competir con pesos pesados de la historia del reality como Aída Nízar.

nuria2

Su inocencia y su carácter tan flower power enamoraron a gran parte del país, que se volcó con ella hasta el punto de que logró hacerse con el preciado maletín que contenía los 300.000 € del premio.

A principios de 2016, Nuria volvió más fuerte que nunca, y además demostrando que seguía siendo aquella mujer empoderada que abandonó la casa dispuesta a dejar atrás su imagen de niña caprichosa y mimada. Por ello, posó para la portada de una conocida revista, con una “fresita” en la mano en alusión a su propio apodo, y confesando que ahora era mucho más “guerrera, más antisistema y más rebelde” de lo que solía. En la entrevista que le hacen incluso se atrevió con temas políticos —por lo visto era fan de Ada Colau, según confesó—.

Pues bien, hace unos días un ex amigo suyo contó a Socialité, el programa de Telecinco, que hoy en día está arruinada y que ha llegado a tener que pedir 20 euros a sus conocidos para poder comer. Un rumor que la propia Yáñez ha desmentido este lunes.

Fresita reapareció en Cazamariposas para aclarar su situación económica actual, y contar qué ha sido de ella en este tiempo. “Me considero una chica muy trabajadora, luchadora y he conseguido tener un ático desde el que miro al cielo y un piso en la playa. Tengo un trabajo de dependienta, el cual me proporciona una nómina y una estabilidad y, al contrario, nunca he pedido 20 euros para comer porque la que siempre acaba rascándose el bolsillo para invitar a mi gente a veces soy yo”, aseguró.

Yáñez insistió en que ser dependienta es un trabajo “muy duro”, ya que pasa muchas horas de pie y trabaja todos los domingos. Además, recordó que también tiene un programa de radio, Cuéntaselo a Nuria, en Radio Polinyà.

“Y una cosa, el dinero no da la felicidad. La felicidad está dentro de uno y como ahora quiero ser cantante, ¿sabéis qué os digo?: No quiero más dra-mas-en-mi-vi-da”, comenzó a entonar.

De acuerdo con la ex concursante de Gran Hermano, no le gusta ser una “drama queen” y “se acabó el llorar”. Confesó, además que está enamorada desde hace tres años. Podéis ver el momento completo a partir del minuto 1:30:00 de este vídeo.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente

Deja un comentario