Web Analytics Made Easy - StatCounter

Comparte sus razones para negarse a ceder el asiento del autobús a una embarazada, pero la gente no está convencida

Hay cosas que todos hacemos de manera natural, casi sin pensar, porque parecen de sentido común. Por ejemplo, cuando ves a alguien que se esfuerza por llevar sus compras o tiene dificultades para cruzar una calle concurrida, le ayudas. ¿Si alguien se cae? Le echas una mano para levantarse.

Por ese motivo, lo más natural es que que cuando ves a una mujer embarazada en el transporte público, te levantes y le ofrezcas tu asiento, ¿verdad? Es lo más educado, especialmente si ella lo pide. Por desgracia, parece que no todo el mundo tiene buenos modales.

Un hombre publicó en el subreddit r/AITA —que podríamos traducir como SUC, “¿Soy un cab**n?”— para averiguar si era o no un imbécil por negarse a ceder su asiento a una “mujer muy embarazada”. Y es que él estaba muy cansado del trabajo, así que no se levantó ni siquiera cuando ella le pidió directamente su asiento.

Un internauta sorprendió a todos con su historia sobre por qué se negó a ceder su asiento en el autobús a una mujer embarazada

La comunidad fue casi unánime: este tipo era un gran idiota y estaba equivocado. Es decir, no hay forma de justificarlo, el tipo estaba tan equivocado que realmente hirió un poco nuestras brújulas morales internas.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que estar exhausto día tras día cambia nuestro juicio. Lo que parece inmoral para alguien que está bien descansado puede parecerle poco a otro que está tan cansado que no puede pensar con claridad. Sin embargo, no debería se excusa para comportarse como un… con otros miembros de tu comunidad local.

Estar cansado no es excusa para dejar de lado tu moral.

“Estaba cansado y tuve un largo día, y no sé por qué tenemos que seguir perpetuando la idea de que la crianza significa de alguna manera que tienes derecho a los asientos de la gente. Yo también estoy cansado, todos estamos cansados en esta pandemia”, escribió el redditor, mostrando un claro desprecio por las personas que deciden tener familia.

Es más, sugirió que todo el mundo está agotado durante la pandemia y que todos merecen un descanso. Es cierto, pero eso es lo que separa a las buenas personas de las demás: las primeras hacen un esfuerzo adicional para ayudar a otros que lo necesitan, las segundas se conforman con ser espectadores.

La situación era perfecta para que el redditor ayudara a una persona necesitada, además de aprender una lección sobre cómo se puede hacer lo correcto aunque hayas tenido un turno de 10 horas de trabajo de pie. Pero desaprovechó la oportunidad; está claro que nadie está obligado a ceder su asiento a una mujer embarazada, pero es una señal de que probablemente algo falla en tus valores si decides no hacerlo y encima lo justificas de esa manera..

Ceder el asiento no es sólo ser “amable”.

Hay muchas razones para ceder el asiento a una mujer embarazada, además de ser un miembro de la sociedad que piensa en algo más que en sí mismo. The Alpha Parent escribe que las mujeres embarazadas pueden sentir dolor de espalda, sobre todo cuando se acerca el parto. Un dolor que puede llegar a las piernas, por lo que tener un lugar en el que sentarse es un auténtico regalo del cielo.

Además, estar de pie durante largos periodos de tiempo, como durante un viaje en transporte público, puede ser peligroso. “Cuando está de pie, el ritmo cardíaco de una mujer embarazada aumenta, el gasto cardíaco disminuye y la presión arterial baja. Cuando la mujer se sienta, su frecuencia cardíaca, su gasto cardíaco y su presión arterial vuelven a la normalidad”.

Por si eso fuera poco, las náuseas, el cansancio, la debilidad de las articulaciones y la necesidad de orinar con frecuencia son razones por las que es vital tomar asiento en el autobús. Además, en nuestra humilde opinión, estas razones están por encima del agotamiento físico de alguien con turnos de 10 horas.

Es raro ver a Internet tan unido.

Fuente.

Y tú, ¿qué opinas de la situación?