Cinco grados menos con un aire acondicionado casero hecho con botellas de plástico

Se trata de un sistema de aire condicionado hecho con materiales reciclados que está teniendo un gran éxito en Bangladés o Singapur. El invento se llama Eco-cooler y lo ha desarrollado el director creativo de ‘Grey Dhaka’, la franquicia bangladesí de la agencia publicitaria americana Grey.

Este invento es capaz de refrescar 5 grados la temperatura ambiental de una habitación, hecho de materiales reciclados y muy accesibles para la población, 100% ecológico, sin necesitar electricidad para funcionar, eficiente y fácil de fabricar.

Se trata de un artefacto muy casero, consta de unas cuantas botellas de plástico de 2L y una placa de cartón. Ashis empezó sus primeros experimentos después de dar clases de física a su hija; relata que este aire acondicionado funciona ya que consiste en reducir el calor a través de un cambio en la presión del aire causado por la expansión del volumen.

Explica así cómo funciona: «si quieres comprobarlo sopla aire en la mano con la boca abierta, el aire está caliente. Si ahora lo haces con los labios fruncidos el aire es más frío. Simple. El mismo principio que usamos cuando soplamos para enfriar la comida».

Para hacerlo tienes que tener bastantes botellas de plástico de dos litros cortadas por la mitad y colocadas en cuadrículas. Según la web de Grey Dhaka, más de 25.000 personas se han descargado gratuitamente las instrucciones de construcción de internet. Os explicamos como hacer uno, por solo un coste del material de 6,5€.

  • En un cartón del tamaño de una ventana se hacen agujeros del tamaño del cuello de la botella en forma de cuadrícula.
  • Se corta la mitad inferior de una botella de plástico de 2 litros y se introducen la parte de arriba en el cartón insertando el cuello de botella en el orificio.
  • Se completan todos los agujeros de la cuadrícula con las botellas de forma similar.
  • Finalmente se coloca el cartón en el marco de la ventana con los cuellos de botella mirando hacia el interior de la casa.

Al principio, el dispositivo se instaló con éxito en los pueblos bangladesís de Nilphamari, Daulatdia, Paturia, Modonhati and Khaleya, que sufren las temperaturas más altas durante el verano, y se está extendiendo por todo Asia. Además, el cuerpo de paz indio desplegado en Líbano usó el invento en 2017 para refrescar los puestos de vigilancia.

Como dice un teniente de la misión india: «Lo mejor de este invento es poner algo que desperdiciamos, en uso; reduciendo el residuo de las botellas de plástico y la temperatura insoportable todo en uno. Es verdaderamente increíble ver cómo un invento tan simple puede usarse para mejorar sustancialmente las condiciones laborales de los soldados de las Naciones Unidas a la vez que se reduce una cantidad enorme de residuos plásticos».

Fuente