blogger statistics

“Cada día lloro un ratito”, el indignado mensaje de una trabajadora de Mercadona que remueve conciencias

Una trabajadora de Mercadona llamada Laura se ha convertido en tendencia en las redes sociales. La razón, un escrito en el que muestra su indignación por lo que está viviendo en su trabajo en los últimos días, desde que estalló la crisis del coronavirus.

5e78c4292200005400b3a838

Como sabéis, los supermercados del gigante valenciano han sido uno de los escenarios principales de las escenas más repetidas y más comentadas en las últimas semanas. Hablamos por supuesto de cuando los clientes se llevaban los productos hasta dejar las estanterías vacías.

Pero ahora esta trabajadora lamenta que haya mucha gente que acuda al supermercado para comprar una o dos cosas, con el único objetivo de salir de casa y saltarse la cuarentena aunque sea solo un rato.

La trabajadora cuenta que cada día, al volver a casa, se quita la ropa en el patio y se va directa a la ducha. Lo hace sin saludar a su familia, para que su hija y su pareja puedan acercarse a ella con tranquilidad.

“La gente que lo único que hace es dar paseítos y, a quien vaya por una mierda de bolsa de pipas, le multen. Parece que solo tocando el bolsillo a algunas personas se enteran, porque señores!!!!!! nos perdéis el respeto a todos los que nos tomamos en serio esto y que, como mi hija y pareja, mi familia y amigos, llevan encerrados en casa desde hace una semana”, expone.

Acabo de llegar a casa de trabajar ya todos sabeis donde, entro a casa sin los zapatos y me quito la ropa en el patio y…

Publicada por Laura Suarez Salas en Viernes, 20 de marzo de 2020

Por eso hace un llamamiento. Laura pide que la Policía esté más atenta a los comportamientos de los clientes dentro del supermercado,

“Señores, estamos abiertos para que hagan una compra grande y no salgan de sus casas en un tiempo hasta que se acabe. Así sí, pero nos perdéis el respeto a todos los que hacemos las cosas bien cuando vais a comprar un paquete de pipas, un bolsa de papas, una barra de pan, YO ME CAGO EN TODO YA!!!”

Ella admite que está cabreada y llama a todo el mundo a quedarse en sus “puñeteras casas”. Lo ideal sería salir sólo para lo necesario.

“Pido disculpas por las palabrotas pero de verdad hoy ya no puedo más. Cada día lloro un ratito para desahogarme porque a veces esta situación me supera, y ver gente tan irresponsable y tan egoísta que se cachondea de nosotros me enciende”, finaliza.

El escrito de Laura ha tenido un éxito notable en las redes sociales.