Buscan en España a Pablo, estudiante de medicina de 21 años desaparecido el pasado jueves

Se ha hallado su teléfono móvil y se le busca por la zona.

Pablo Sierra desapareció el pasado jueves día 2. Desde que se denunció su desaparición, se ha creado un dispositivo de búsqueda que trata de dar con el paradero de este estudiante de medicina de tan solo 21 años.

Unas 40 personas buscan al joven desde el pasado jueves en Badajoz. La búsqueda se centra en la zona de El Pico del Guadiana, donde efectivos de Policía Nacional, Policía Local, Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja le buscan tras encontrarse en la zona su teléfono móvil.

Amigos y familiares de Pablo Sierra han solicitado colaboración para encontrarle, tras no tener noticias de él desde la madrugada del viernes.

Después de finalizar sin éxito la búsqueda durante la noche, los trabajos se suspendieron y se retomaron al día siguiente. El domingo se sumaron a estas labores medios aéreos, como un equipo de drones y un helicóptero. A partir del lunes la búsqueda se trasladará a otras zonas de la ciudad, aunque la Delegación del Gobierno ha precisado que la labor en el río no cesará tampoco, aunque disminuirán los efectivos.

Las mismas fuentes han especificado que los medios aéreos no intervendrán el lunes en el dispositivo, pero “no se descarta que en un futuro se vuelvan a solicitar”.

La desaparición de Pablo Sierra.

El joven fue visto por última vez el pasado jueves en la calle Zurbarán de Badajoz, cuando se disponía a regresar a la residencia universitaria Rucab, en la que vive junto a su hermano mellizo. Otro hermano que había acudido el vienes a Badajoz para llevarse a los mellizos a la localidad cacereña de Zorita a pasar el puente, como tenían previsto, fue quien puso la denuncia de su desaparición.

La familia del joven es muy conocida en Zorita y en otros municipios de la zona, donde su madre ejerce de médico. Por ello, una corriente de solidaridad se ha extendido por redes sociales en Extremadura para denunciar la desaparición del joven y tratar de dar con su paradero.

En ese sentido, los amigos y familiares de Pablo Sierra han pedido la máxima colaboración ciudadana en el objetivo de poder encontrarle. El chico, de 1,75 centímetros de estatura, complexión atlética, pelo moreno con flequillo rizado y ojos marrones, vestía en el momento de la desaparición camisa azul, pantalón vaquero, chaqueta azul y zapatillas blancas.