blogger statistics

Abril se quita la peluca en ‘First Dates’ y manda un mensaje claro a su padre pastor evangélico

El mensaje de Abril a su padre pastor evangélico.

Parece que First Dates sigue, un año más, manteniendo intacta su capacidad de sorprender. Algo que parece increíble, si tenemos en cuenta que trata de un programa con varios años a sus espaldas. Afortunadamente para Cuatro, sigue manteniendo una audiencia fiel, y un gran seguimiento en las redes sociales.

Pero lo mejor de todo es que, gracias al programa que sigue presentando Carlos Sobera, estamos aprendiendo mucho sobre cómo ligar en el mundo moderno. De paso, también visibiliza a minorías o nos da verdaderas lecciones de tolerancia.

Por ejemplo, Abril llegó a First Dates sin complejos y queriendo mostrarse tal y como es. Según relató, en su propia casa ha tenido que sufrir la incomprensión de su padre, que llegó a hacerle un exorcismo por su orientación sexual.

“Todo el mundo me conoce por mi look y porque soy una pedazo de maric**a. Siempre llevo pelucas, colores, cadenas… la gente de Fuengirola cuando me ve pasar por la calle me reconoce a la primera y se quedan un poquito flipados”, señaló la maquilladora. Añadió que “soy una persona no binaria, no me identifico con lo que hoy en día se conoce como femenino o masculino. También soy Drag Queen, concretamente Faux Queen —mujer que se viste de drag resaltando los estereotipos de la feminidad con fines artísticos—”.

Desireé lleva tatuada en el brazo a una muñeca Bratz idéntica a Abril.

Su cita era Desireé, que nada más ver a su cita admitió: “Me encanta como vas”. La malagueña le respondió: “Me he inspirado en las muñecas Bratz”. La alicantina sorprendió a Abril con un tatuaje en el que se podía ver que se parecía mucho a ella. “Vas a flipar”, dijo mientras se levantaba la manga de su camiseta para mostrarle a la maquilladora su tatuaje.

“¡Me muero, si me tienes en el brazo!”, exclamó Abril ente risas. “Me ha encantado porque me tiene a mí ahí”, comentó posteriormente a cámara. El buen rollo entre las dos era evidente.

Ya en la mesa, la malagueña le contó a Desireé que “mi padre aceptó pagarme un curso de Marketing Digital, pero le mentí e hice uno de maquillaje, él no sabe nada”. Explicó que “es pastor evangélico y dice que el maquillaje es del demonio”. “Y los tatuajes, los piercings… todo lo que no sea natural del cuerpo es del demonio, cuando vea la hija tan maric**a que tiene debe pensar que soy Satán hecho persona”, comentó entre carcajadas.

Pero lo más sorprendente fue cuando la maquilladora comentó que “mi padre vino a hacerme un exorcismo a mi casa, hasta echó agua bendita porque me preguntó que con quien salía en las fotos, que eran hombres homosexuales que tenían en demonio dentro”. “Mi madre es todo lo contrario, abierta de mente, está como una cabra, es tarotista y echa las cartas. He tenido mucha suerte porque siempre me ha apoyado en todo”, afirmó.

“Una vez le pregunté el motivo por el que estaba con mi padre porque no sé qué le vio aparte de que es negro, me entiendes… y que quería tener una hija mulata. Le he salido divina, pero él, un cuadro”, aseguró.

Antes de acabar la cita, Abril quiso mostrarle su verdadero pelo a Desireé: “Te lo voy a enseñar porque me parece injusto que no veas como soy”. Al verla, la alicantina exclamó: “¡Me encanta! Vas guapa con la peluca, pero así llevas un look muy guay”. La conexión entre las dos fue palpable y ambas reconocieron que estarían encantadas de tener una segunda cita: “Quiero convertirla en toda una travestorra”, concluyó Abril.

Y tú, ¿qué opinas?