19 Pruebas de que las normas fueron hechas para que los gatos no las cumplieran

Perdonamos a nuestros gatitos casi todo. Ensuciar las toallas, una montaña de papel higiénico destrozado e incluso cuando nos molestan mientras estamos trabajando o en la cocina…

En el fondo nos encantan las travesuras de estos pequeños seres que tantas alegrías nos dan y tanta compañía nos hacen…

1. “Le compré una nueva cama a mi perro”

2. “Traté de hacer papel con mis propias manos. No me quedó”

3. “Un rompecabezas y un gato, mala combinación”

4. “Mi padre encontró el escondite de nuestra gata mientras movía el sofá”

5. ¿Ahora cómo uso el ratón?

6. “¿Qué hace el cubo de basura en el baño?”

7. “Hoy nuestra gata enganchó a mi padre cuando pasó junto de ella y no lo dejó ir. Siempre lo hace”

8. “¿Toallas limpias? Me encantan”

9. “Qué tal si solo… la tiro al suelo”

10. “Siempre de cama en cama”

11. “Mi gato encima de mi gorro. Siempre encuentra los mejores sitios para tumbarse”

12. “Se quiso subir en una caja de pizza y lo hizo”

13. “Cualquier sitio es bueno para molestar”

14. “Buscando ratones”

15. “Finalmente tuve que dejar de leer”

16. “Al volvera casa, encontré una bolsa rota con dulces que estaba en la repisa más alta de una alacena. Pillé al gato cuando esta mañana trató de encontrarla”

17. “Esto sucede cada vez que cocino algo’”

18. “Quiero salir”

19. “Durante 20 minutos intenté pesar a mi gato, pero imposible”