blogger statistics

14 Datos de la educación en diferentes países que causan asombro o admiración, pero no dejan indiferente a nadie

Cada país tiene su cultura, y forma de educar en las escuelas, en algunas, realizan reuniones individuales con todos los padres, en otras a los alumnos les dan libertad completa desde una temprana edad y los tratan como adultos, algunas no hacen exámenes hasta los 12 años, otras empiezan con 6.

En las escuelas de Corea del Sur suelen quitarse los zapatos en la entrada. Los niños llevan sus zapatos hasta las aulas, sacan de sus cajones otros para cambiarlos y después se los ponen. Una de las mamás que vive en Corea del Sur comentó lo siguiente: “Los niños caminan hasta las aulas en calcetines. Dejé de ponerle a mi hija calcetines blancos para la escuela porque se volvían negros. Honestamente, no entiendo este sistema. ¿Entonces para qué se necesita un segundo par de zapatos?”.

1 64

En Japón, se producen ensaladas pre-hechas para las mamás que trabajan, con las cuales se puede preparar el almuerzo de su hijo. La fecha de caducidad de tales productos es muy corta, por eso, según algunas mamás blogueras que viven en Japón, no son dañinas.

Para los alumnos mayores, no existe la comida en la escuela; las mamás japonesas hacen una comida para ellos cada mañana. Aquí no se suele preparar la comida de antemano, por ejemplo, la tarde anterior, sino por la mañana, ya que los japoneses prefieren comer todo exclusivamente fresco.

2 64

En las escuelas de Islandia no hay notas con calificaciones, cuadernos y rara vez dejan deberes. Además, aquí no hay uniforme, lo que significa que se puede asistir a clases con ropa casual, como pantalón y una sudadera. La enseñanza y todos los materiales para estudiar son gratis, los padres no compran nada adicional.

3 59

En Finlandia no hay juntas para padres en las cuales se hable de todos los niños. “La primera vez que fui, pensé que comenzarían a contarme sobre el niño mal portado que tenía. Todo resultó mucho mejor. Al revés, me dijeron que niño tan hábil y único tengo”, una usuaria compartió en su blog. Aquí nunca les dirán a los padres que su hijo es un perezoso. Al revés, harán hincapié en la excepcionalidad y buscarán un enfoque individual para cada niño.

Como escribe una de las mamás extranjeras, en Finlandia no existe el sistema de subordinación: “Los niños se comunican con sus maestros al mismo nivel. Por un lado, está bien, ya que no habrá humillaciones; por otro, el niño deja de reconocer la autoridad de los adultos”.

En las escuelas finlandesas, los niños reciben las cosas necesarias: manuales, cuadernos, álbumes para dibujar. La institución también organiza viajes a diferentes eventos y aperitivos durante excursiones sin un pago adicional por parte de los padres.

4 61

Escuela primaria finlandesa. Se puede dormir durante el recreo.

En los jardines de niños de Noruega, no dividen a los niños por grupos. Los más pequeños de 1 a 2 años y los niños mayores, todos reciben igualmente la atención por parte de los educadores. Los padres destacan que, con tal enfoque, los pequeños aprenden algo de los niños más grandes y aquí hay algunas ventajas.

En España, los niños hacen la mayor parte de las tareas en la escuela. Es decir, lo que no terminaron de hacer, lo acaban en casa. Los gastos de los padres durante un año escolar pueden ser diferentes dependiendo de la escuela. Así, una autora en un blog contó que los padres dan 30 euros anualmente para artículos de papelería y la escuela misma los compra. Además, se ven obligados a gastar en manuales aproximadamente desde 80 a 200 euros por el año escolar. “No hay gastos para la Navidad o para el día de cumpleaños de alguno de los maestros”.

5 58

© ampatiernogalvan.org

En las guarderías de Francia practican un enfoque individual de la hora de sueño. Todos los niños comen a la misma hora, pero duermen de forma diferente. Cuando el padre trae a su hijo al jardín de niños, frecuentemente le preguntan cómo ha dormido su hijo, a qué hora se despertó y si comió bien. Todo esto se apunta en un cuaderno, y el educador aproximadamente sabe a qué hora se tiene que dormir un determinado niño.

6 58
© BURGER / Phanie / EAST NEWS

En Alemania, los niños tienen aproximadamente 90 días de descanso cada año. Además, aquí tienen vacaciones para la Navidad, Pascua y Pentecostés. Otras fiestas religiosas también son días festivos en las escuelas alemanas.

7 56

© PolPanda / pikabu

Un tobogán en una escuela en Alemania. Así salen los niños durante los recreos.

En Alemania, los niños dejan los materiales de estudios en su aula. Cada alumno tiene su cajón individual en donde puede poner su estuche, álbum, lápices y otros objetos. En el grupo, normalmente hay de 25 a 26 alumnos. Las aulas cuentan con un lavabo para lavarse las manos. Además, aquí hay juegos (para el tiempo de recreos entre las clases) y ordenadores para estudiar.

8 55

En las escuelas de Gran Bretaña, los estudios comienzan a los 4-5 años. Al principio, hay clases preescolares, a continuación van a primaria. Los niños no cargan mochilas enormes, un cuaderno con las tareas como máximo.

Los padres ingleses tranquilamente pueden llevar a sus hijos a la escuela en sandalias durante la época fría. Aquí no hay fuertes heladas, pero hace bastante viento. Este enfoque en la ropa causa perplejidad en los extranjeros. “Tengo la impresión de que los ingleses no entienden cuándo hace frío y cuándo hace calor. Frecuentemente, en invierno, se puede encontrar a niños, que únicamente tienen puestos calcetines y medias. Los mismos zapatos que el niño se ponía en verano, los usa en invierno. Como máximo, se puede ver una bufanda. Por supuesto, esto sorprende mucho”, compartió en su video una bloguera.

Ella destacó que, en el verano, al revés, se puede encontrar una persona con botas y un vestido ligero. Como si las personas usaran lo primero que ven en su armario.

9 57
© depositphotos

En Suecia, la baja por maternidad es de 480 días. De esos 480, 90 días son para el papá y otros 90 para mamá. El resto de tiempo, la familia lo puede dividir a su manera. Pero si uno de los padres no toma sus 90 días de baja por maternidad, desaparecerán y el segundo padre no los podrá aprovechar. Estos días se pueden usar no todos a la vez, sino durante varios años o hasta que su hijo cumpla 12 años. Por ejemplo, un padre podrá estar dos días a la semana con su bebé.

fuente