blogger statistics

12 internautas cuentan los momentos más surrealistas vividos en entrevistas de trabajo

Si existe un momento clave en la carrera de cualquier persona, es sin duda una entrevista de trabajo.

Enfrentarse al miedo y superar las dudas puede parecer una tarea titánica cuando se desconoce el contenido de la entrevista. Hoy no nos lo vamos a tomar tan en serio y queremos compartir con vosotros los 12 momentos más surrealistas vividos en una entrevista de trabajo, tenemos para todos los gustos.

1

En una entrevista, primero nos hacían una individual y el mismo día una en grupo a las 7 u 8 personas que optábamos a 2 puestos de becario. Pues ya al final, la tipa de recursos humanos empieza a hablar de las condiciones de la oferta y tal.

-Bueno, y la “ayuda” a la beca sería de 500 euros al mes.

Y de repente salta uno:

-“JODEEEEERRR” Se levanta, va hasta la puerta y dice: “Voy a por un café, ¿alguien quiere?”

Nos quedamos todos . El tío no volvió.

noticia 960 preguntas de google n1

2

Yo haciendo entrevistas a la gente no he tenido anécdotas, solo uno en un currículum para un puesto de administrativo que en formación ponía…. Cursillo de natación, aprendizaje de mariposa, espalda, braza y crowl.

3

Un tipo que venia a la entrevista y me venia poniendo las condiciones del horario, que quería librar sábados y domingos, el sueldo que quería cobrar y que trabajaría cada día las horas que a el le apetecieran. Yo mi reacción fue partirme de risa al momento, aunque el tipo lo decía en serio y bueno se marcho indignado cuando le dije que la jornada de trabajo eran 8 horas al día. Me decia que eso era una barbaridad. Jajaja, un crack el tío.

Entrevista de trabajo

4

yo en una entrevista en un taller de ruedas, me hicieron la entrevista en un despacho en el que encima del techo debía haber un nido de condors, y empezó a caer un hilito como de escayola encima de la mesa mientras yo hablaba, me empecé a morder el labio para contenerme, a la vez me empezó a sonar el móvil…..al salir del despacho las dos tias empezaron a despoyarse, y al día siguiente me llamaron para ir, pero ya tenía otra llamada mejor.

5

Recuerdo que una vez llegó a mi despacho un curriculum de una tía que, en vez de adjuntar una foto de estas de la cabeza, me manda un sobre con una foto de ella y sus amigas en el campo o algo así.

Por detrás me indica quien es ella y que, si no la contrato, que haga el favor de devolverle la foto.

6

Yo una vez fui a una entrevista, y al rato de estar hablándole al tío y contestándole lo que me preguntaba va y me suelta: ¿y por que quieres trabajar con nosotros? creo que deberías buscar un trabajo mejor, ya que con tu experiencia no se por que quieres trabajar aquí… así me quedé… y me fui

Si venden así su empresa de cara a los demás…

7

En una entrevista de trabajo, la de RRHH no me hacía más que las preguntas de siempre “Dime una virtud tuya, un defecto, cómo te ves dentro de 20 años…”. Yo contestaba amablemente, soltando todos los tópicos que quieren oir “Mi defecto es que soy muy constante y cuando me piden algo, tengo que acabarlo…”. En un momento dado, me dice:

– Bueno, ¿cómo eras con 14 años?
– Pues, un chico normal, estudiaba, salía con mis amigos, tenía una novieta…
– ¿Eso es para ti ser normal? Pues a mí no me parece normal tener novia con 14 años. – Me suelta toda indignada
– Bueno, evidentemente, no era una novia de casarme con ella, era el típico amor de la edad del pavo. – Le contesto todo flipado.
– O sea, que te dedicabas a tontear con una chica, sin importarte sus sentimientos. – Me dice cada vez más mosqueada.
– ¿Cómo? No, no es así, de hecho, me dejó ella a mí, porque a esas edades, pues un día te gusta una, otro día otra…
– Mira, me parece que hemos terminado la entrevista, ya te llamaremos.

La tía ni me dio la mano al salir. Me quedé

Al final, me cogieron porque había antiguos jefes en la empresa y querían que fuera con ellos. Una vez dentro, me enteré que la colgada esa se estaba divorciando porque el marido le había puesto los cuernos…

8

Entrevista para contratar una secretaria para la oficina. Uno de los días más surrealistas de mi vida:

Candidata 1: Viene con su madre, y su madre insiste en estar presente durante la entrevista.

Candidatas 2, 3, y 4: Todas juntas quieren hacer la entrevista al mismo tiempo. Cuando les digo “pasen” salen corriendo despavoridas.

Candidata 5: Se pone a llorar en medio de la entrevista sin motivo aparente.

Claro que habían candidatas mas normales…y mi jefe íba tomando nota de todas ellas. En un descuido, leo por el rabillo del ojos las notas de mi jefe:

“Buenas tetas”
“Vaya culo”
“No sabe hacer la o con un canuto, pero tiene buenas piernas. Posible candidata”
“Muy fea”
“Bizca”

Esto es mas o menos lo que recuerdo de aquel día.

9

Recuerdo una entrevista para una mierda de trabajo, donde el entrevistador me dijo que tenía que usar mi coche, a lo que le pregunto si me pagaban la gasolina y me dijo que no. Así mismo, tampoco pagaban horas extras pero empezabas a las 8 y no tenías hora de terminar. Por supuesto, para comer ya me apañaría. Entonces le pregunté: “en esta empresa, trabajan los empleados para el jefe, o son los empleados quienes pagan al jefe por trabajar?” se quedó y concluyó la entrevista diciendo que en esa empresa funcionaban a base de incentivos. Ammmmm… perfecto!

10

Yo hace tiempo fui a una entrevista en la que estábamos bastantes candidatos. Para empezar nos cogieron a todos y nos dijeron: aquí se entra a las 9 y no se sabe a qué hora se sale, el que no esté de acuerdo ya se puede ir. Tras un silencio de 10 segundos me levanté y me piré, y nada más levantarme yo, vinieron 6 o 7 detrás. Parece que a todos les daba palo ser el primero en largarse y cuando lo hice yo se abrió la veda.

11

Hace años fui a una entrevista para trabajar en una inmobiliaria.

Recuerdo que en aquella época se había puesto de modo el..” Que pasaaaaa neeeeen!! “. Yo tenia en el móvil el sonitono con la voz del nen diciendo esa mitica frase, pero no la tenia de melodía principal del móvil ni nada, simplemente por gusto y por tontear.

El día de la entrevista me acompañó un amigo. Antes de entrar, tomamos un cafe juntos y tal, y estuvo toqueteando mi móvil. Yo siempre silencio el móvil antes de una entrevista pero ese dia lo olvidé.

Una vez dentro y con mi amigo esperándome fuera, en el momento cumbre de la entrevista se escucha…

Que pasaaaaaaaaaaaaaaaaaaa neeeeeen!!!! Que pasaaaaaaaaaaaaaa nennnn!!!!! al maximo del volumen de la melodia…

Me faltaban manos para buscar el móvil en el bolsillo y rápidamente apagarlo. Obviamente era el hijo puta de amigo llamándome desde fuera, y me había puesto esa melodía.

No me volvieron a llamar.

12

En mi curro los mismos compañeros éramos los que entrevistábamos a los becarios cuando necesitábamos alguno. Digamos que eran entrevistas informales, allí en una pequeña sala en nuestro lugar de trabajo.

Un día habíamos citado a un chaval, llamémosle “X” (que hay que decir que es gracioso como él sólo, es hablar y te tienes que reir). Iba a entrevistarlo yo, pero estaba terminando unas cosillas.
Pues bien, mientras “X” espera por allí se acerca a saludar a otro compañero mio, “Y”, situado detrás mia y al que conoce de la facultad.

Y más o menos esto fue lo que pasó:

– “X”: Hombre “Y”, que tal?
– “Y”: Pues aquí currando; te han llamado para entrevista, no?
– “X”: Pues si; y tu qué, bien?
– “Y”: si, si
– “X”: Bueno y tu que llevas aquí tiempecillo, aquí a quien hay que comérsela para escalar en la empresa?
– “Y” (con cara de circunstancias): ……
– YO (que en ese momento me levanto habiéndolo escuchado todo y me aguanto la risa como puedo): Venga “X”, vámonos para la entrevista

Cuando “X” vió que le iba a entrevistar yo que había escuchado el comentario anterior, no sabía dónde meterse, se quedó con cara de

Decir que al final lo cogimos, y lo que nos reímos luego